Jan 16, 2012 - General    Sin comentarios aún

Hasta un centavo es caro


Ahora que estamos iniciando un nuevo año, me pareció oportuno sacar del “baúl de los recuerdos” una guía editada por el Scotiabank, valga la mención gratis, que proporciona ideas para rendir el presupuesto. Como entre las características de los dominicanos no destaca la de alargar el peso, creo que esta guía puede servirnos de referente y, sobre todo, coloca el tema del ahorro entre los propósitos para los próximos meses, lo que ya es un avance.

Voy a citar las sugerencias que me parecen más prácticas porque la lista proporcionada es larga. Lo primero que recomiendan es establecer el total de los ingresos netos mensuales que recibimos y, si estos varían, tratar de estipular una cantidad promedio.

También, identificar los gastos mensuales fijos, listando las necesidades básicas, y elaborar un plan de gastos con la finalidad de ajustar los desembolsos.

Asimismo, asignar una cantidad para los gastos variables haciendo una lista de esos gastos que tal vez no se repitan todos los meses pero que siempre deben ser tomados en cuenta como cumpleaños, eventos especiales, regalos de Navidad y viajes de vacaciones. Otra recomendación es dedicar un monto fijo al ahorro. Lo ideal es que este sea el 10 por ciento de los ingresos.

También, realizar una lista con un estimado de los gastos extraordinarios, que incluye imprevistos como renovación del seguro, arreglo del vehículo, etc. Recomienda, además, ahorrar el dinero que nos llegue de sorpresa producto de regalos, rifas y bonos, partiendo de la premisa de que no se contaba con ese ingreso.

Otra sugerencia es planificar las compras importantes, a través de un plan de ahorro, de manera que las pueda realizar sin afectar su presupuesto.

En cuanto a los gastos fijos, la guía también ofrece consejos para aminorar su impacto en nuestro presupuesto. Recomienda hacer una lista de lo necesario antes de ir al supermercado para así evitar comprar algo que ya teníamos o no necesitamos. Para familias numerosas, sugiere comprar en grandes cantidades.

Dice que, al adquirir ropa, lo ideal es concentrarse en lo que necesitamos para evitar comprar artículos sólo porque están de rebaja. En cuanto al teléfono, recomienda analizar las opciones de los planes telefónicos para identificar los servicios que realmente se necesitan.

Otras técnicas de ahorro son pagar a tiempo las deudas y, al comprar electrodomésticos del hogar, buscar la etiqueta amarilla Energy Guide, que indica un ahorro significativo de electricidad. Sobre el uso de la tarjeta de crédito, sugiere consolidar todos los gastos en una sola tarjeta; tener en cuenta la fecha de corte y que, si realizó un pago mínimo, tendrá cargos por intereses por la diferencia que no ha pagado.

También, conservar el comprobante de las transacciones para luego comparar con el estado de cuenta. Esto serviría como prueba en caso de discrepancias con su estado.

La guía tiene muchas sugerencias más, una muy buena es convertir el ahorro en una actividad familiar dándoles a los hijos una mesada y estableciendo para qué la utilizarán.

Por último, recuerde que si usted compra algo que no necesita, aunque cueste un centavo, es caro.

¿Tienes algo que decir? Anímate y deja un comentario!

WP-SpamFree by Pole Position Marketing