Jan 11, 2012 - General    4 comentarios

Carta a Indhy de su papá adorado


Conocí a Indhy cuando yo trabajaba, como jefa de Redacción, en horario nocturno. A ella la traía su papá Sigfrido Matías, que lidiaba con las estadísticas del béisbol sin perderla de vista. Creo que si he visto a un padre y una hija que se aman han sido esos dos. Eran inseparables.

Indhy sufría del síndrome de Down y sus progresos en la vida y en la escuela significaban un orgullo para su papá. Recuerdo cuando aprendió a amarrarse los cordones de los zapatos. Sigfrido, a quien todos en la Redacción llamamos “Barba”, me lo contó eufórico.

Ella era tan amorosa que yo la miraba con la misma incredulidad y admiración con que se mira a un ángel. Pues, en un ángel se ha convertido Indhy ahora, y por eso le cedo un espacito a su adorado papá para que se despida. Seguir leyendo »

Jan 4, 2012 - General    4 comentarios

¿Escogió que siga el entierro?

Organicé junto a un grupo de amigas una reunión en casa para evaluar el año 2011, que acaba de finalizar, y proyectar las metas que nos trazaríamos para este 2012 que apenas empieza. Ese encuentro me dejó la certeza de que resulta muy útil tomarse la molestia de hurgar en nuestra mente para extraer de allí los sueños y aspiraciones y establecer los pasos necesarios para alcanzarlos. Hicimos unos ejercicios muy beneficiosos, dirigidos por Martha y Marisela, que actuaron como facilitadoras de la actividad. Seguir leyendo »

Sep 14, 2011 - General    2 comentarios

Como un puercoespín

Leí un escrito sobre cómo sobrevivieron los puercoespines a la Era Glacial. En esa época muchos animales morían por causa del frío. Los puercoespines acordaron, entonces, vivir en grupos para darse abrigo y protegerse mutuamente. Pero las espinas de cada uno herían a los vecinos más próximos, justamente a aquellos que les bridaban calor. Esto llevó a que optaran por separarse unos de otros.

Seguir leyendo »

Sep 9, 2011 - General    3 comentarios

Amaya y el dolor

El dolor más agudo que he sentido en la vida fue producto de un golpe que recibí cuando era niña. Estaba de visita en una casa que tenía unas enormes puertas antiguas de caoba. Me había despedido y atravesaba la galería cuando, al mirar hacia atrás, vi que la puerta había quedado abierta, entonces, me devolví para cerrarla. Sucede que, desde dentro, la dueña de la casa también fue a cerrar la puerta. Ella la empujó primero y mi dedo índice de la mano derecha quedó atrapado.

La uña y el dedo se pusieron negros en un instante y yo salí corriendo hacia mi casa, para procurar algo que calmara ese dolor terrible. El proceso de curación fue una odisea porque perdí la uña y me lastimaba con frecuencia.

Seguir leyendo »

Sep 7, 2011 - General    6 comentarios

Favorito no es ganador


Por lo general, en las familias hay celos con un hijo favorito. Unos les echan en cara a los padres que son más permisivos, cariñosos o que apoyan más a fulanito que a mí. A veces el papá y la mamá se dividen y el hijo favorito del padre es distinto al de la madre. En mi casa era así. La favorita de mi mamá es mi hermana del medio, pero la favorita de mi papá era yo, que soy la menor.

Seguir leyendo »

Aug 31, 2011 - General    5 comentarios

“Agáchate boutique”

Durante mucho tiempo estuve convencida de que a los “mercados de pulgas”, improvisados en las calles y donde se vende de todo, solo acudían clientes de muy bajo nivel adquisitivo. La idea me vendría, supongo, por el hecho de que los dominicanos somos muy presumidos. Actitud que, incluso, llama la atención. Seguir leyendo »

Aug 24, 2011 - General    10 comentarios

Cualquier día

A cada paso, y de manos inesperadas, la vida te entrega flores, abrazos y besos. Una mañana cualquiera, que crees que será como todas las demás, de repente escuchas tu nombre y, al voltear, te encuentras con una amiga querida a la que hacía tiempo que no veías y que se desvió de su ruta sólo para saludarte.

Seguir leyendo »

Aug 19, 2011 - General    5 comentarios

Con las botas puestas

Siempre hay un pelo en el salcocho. Una bomba de agua que se quema. Un neumático que se pincha. Un inepto que es clave para el trabajo que haces. La secretaria de un médico, que no le importa un carajo la situación tuya como paciente. Una enfermedad que le roba la alegría a tu hijo. Una envidiosa que cuando escucha que te piropean por lo delgada que estás, suelta que “antes eras más flaca”. La vida es un constante desafío.

Siempre hay alguien que espera recibir de ti quinientos por ciento más de lo que te da. En todas partes surge un aparato que no funciona, una computadora que tiene más paciencia que un suero de miel de abeja o un profesional que actúa, se comporta, y es, un analfabeto. Seguir leyendo »

Aug 12, 2011 - General    6 comentarios

También son nuestros hijos

Una abuela orgullosa y feliz de que su nieto esté de visita en el país llega con él a una gran tienda para hacer unas compras. Tratando de que el niño no se canse con las vueltas que ella tiene que dar, se encamina hasta un área instalada con todo detalle para los pequeños.

El niño también está feliz pues, en España, donde reside, acostumbra a quedarse en lugares similares mientras su mamá o su papá, andan de compras. Cuando les toca el turno, una chica observa al niño y le pregunta a la abuela si éste es “normal”.

La abuela le responde, con toda honestidad, que no, que se trata de un niño con una condición lo que lo convierte en especial. La joven le responde que debe llevarse al pequeño porque solo aceptan allí “niños normales”. Seguir leyendo »

Jul 6, 2011 - General    6 comentarios

Darle gusto al cuerpo

Escuchaba una canción del cantante puertorriqueño Ricky Martin, cuyas letras invitan a darle al cuerpo todo lo que te pida… y más. El ritmo contagia, te llama a bailar, y percibes la composición como una bocanada de libertad. Yo iba tarareando la melodía en el carro y, llegado un momento, cambió mi primera impresión sobre esa canción que parece invitar al libre albedrío del individuo. La verdad es que resulta todo lo contrario. Si le das al cuerpo todo lo que te pide, no solo te metes en problemas sino que, además, te conviertes en esclavo de tus debilidades. Seguir leyendo »

Pages:«1234567...17»